La Sombra psicologica

 

La sombra personal se desarrolla en todos nosotros de manera natural durante la infancia. Cuando nos identificamos con determinados rasgos ideales de nuestra personalidad. Al mismo tiempo vamos desterrando otras cualidades que no se adecuan a nuestra imagen ideal. De esta manera el Ego y la sombra se van edificando simultáneamente.

Cada cultura y cada familia demarca de manera diferente lo que corresponde al ego y lo que corresponde a la sombra.

En cualquier caso todos los sentimientos y capacidades rechazadas por el ego y desterrados a la sombra alimenta el poder oculto del lado oscuro de la naturaleza humana, no todos ellos son rasgos negativos.

Este misterioso tesoro encierra tanto facetas infantiles, apegos emocionales como talentos que no hemos llegado a desarrollar. Así, según dice Liliana Frey-Rohn la sombra permanece conectada con las profundidades olvidadas del alma, con la vida y la vitalidad; ahí puede establecerse contacto con lo superior, lo creativo y lo universalmente humano.

El psicólogo Jorg Canacakis utiliza el teatro de sombras en su terapia con un objetivo concreto: en su trabajo práctico él prueba que jugar con la sombra de nuestro cuerpo hace posible confrontar nuestra propia sombra, de la cual hemos sido separados, lo que no podemos aceptar y lo que reprimimos, este juego ayuda a aceptarlo y a integrarlo.

“Solo por medio de una proyección externa, hecha posible por una obra de teatro de sombras tenemos la posibilidad de ver nuestro lado oscuro y llegar a un acuerdo con él”.

En la terapia grupal el paciente tiene la confianza suficiente para actuar sobre cosas que normalmente son temas tabú (sexo, violencia, miedo, pena, muerte). Canacakis está convencido de que las posibilidades ofrecidas por el trabajo con las sombras en terapias, rehabilitación, grupos de crecimiento y también en el campo de la prevención son casi ilimitadas. El carácter especial de la sombra lo hace único en temas como la muerte y a través de su trabajo terapéutico llega a la conclusión positiva de que “la sombra-no es solo oscuridad-la sombra es luz, color, vida, alegría y creatividad”   

Carl G. Jung “Recuerdos, Sueños, pensamientos”

“Era de noche y me hallaba en algún lugar desconocido, avanzaba lenta y penosamente en medio de un poderoso vendaval.

La niebla lo cubría todo. Yo sostenía y protegía con las manos una débil lucecita que amenazaba con apagarse en cualquier momento. Todo parecía depender de que consiguiera mantener viva esa luz.

De repente tuve la sensación de que algo me seguía. Entonces me giré descubrí una enorme figura negra que avanzaba tras de mi. A pesar del terror que experimenté no deje de ser consciente en todo momento de que debía proteger la luz a través de la noche y la tormenta.

Cuando desperté me di cuenta de inmediato de que la figura que había visto en sueños era mi sombra, la sombra de mi propio cuerpo iluminado por la luz recortándose en la niebla. También sabía que esa luz era mi consciencia, la única luz que poseo, una luz infinitamente más pequeña y frágil que el poder de las tinieblas pero, al fin y al cabo, una luz, mi única luz”.

©2008 aSombras.com